miércoles, 3 de noviembre de 2010

Ideas para dinamizar turísticamente la Vía Verde

Hoy mismo y también días atrás, la prensa recoge los anhelos del alcalde de Valencia de Don Juan por impulsar turísticamente el trazado del antiguo ferrocarril de vía estrecha entre Palanquinos y Medina de Rioseco, que pasaba entre otras localidades por Valencia de Don Juan, Valderas, Villanueva del Campo o Castroverde de Campos. Quede claro de antemano nuestra clara posición de apoyo a dicha idea, que no iniciativa pues como tal ya la pusieron en marcha otros predecesores.

Bien es cierto que las inversiones privadas son esenciales para dinamizar la economía y el turismo. Pero para ello, especialmente para el sector turístico, siempre tiene que existir una vanguardia pública que ponga las mayores facilidades. En el caso que nos ocupa, desde la recuperación de parte del trazado como Vía-Verde en 1994, no se han favorecido muchos aspectos.

Los ayuntamientos del trazado no sólo han tenido oportunidad en estos 15 años de crear un polo turístico, sino que han hecho lo contrario. Sólo Valencia de Don Juan, Fresno de la Vega y Palanquinos han rehabilitado sus antiguos edificios ferroviarios, y en algunos casos con nulos criterios históricos. Lo peor es que el resto de municipios no han rescatado de la ruina ninguna de sus construcciones relacionadas con el Tren Burra, más al contrario, la mayoría siguen arruinadas cuando no se han demolido como ha sucedido con la estación de Valderas o la casilla de Villanueva, al menos que yo tenga conocimiento (la de Medina de Rioseco ya había sido destruida con anterioridad). Una situación verdaderamente lamentable.

Desacertado también, a mi entender, han sido los asfaltados de los tramos de Valencia y Castrofuerte, si tratamos de atraer a un turismo ecológico y rural. Pero lo más urgente, y en lo que debería incidir el alcalde coyantino si verdaderamente quiere fomentar este impulso, sería por un lado recuperar todo el trazado original y fundamentalmente rehabilitar mínimamente los edificios para que los posibles inversores privados vieran más claros los resultados, así como gestionar que su actual propietario (creo que Feve) dé las facilidades para su enajenación o arriendo, lo cual actualmente es muy complejo.

Hace años que un conocido pintor de nuestra tierra, de fama reconocida, tiene el sueño de legar su obra en un ente o fundación que tenga por sede los edificios de la estación de Campazas. Lograrlo sería un verdadero revulsivo que sin duda pondría en marcha otras rehabilitaciones. Por ello hay que ponerse manos a la obra y retomar las reuniones y acciones entre todas las poblaciones del trazado, contando además con el asesoramiento de expertos. La fecha sería hoy mejor que mañana, pues al menos una centenaria teja menos habrá que reponer.







VALENCIA DE DON JUAN, 3 de noviembre de 2010

El Ayuntamiento quiere fomentar la utilización de la antigua vía de Feve

Una de las iniciativas consiste en dedicar el trazado y edificios para el turismo rural

La primera casilla de Feve recuperada fue la de Valencia de Don Juan, tras su adquisición. PERY LECHUGA

Pery Lechuga / Valencia
Juan Martínez Majo, alcalde de Valencia de Don Juan va a iniciar contactos con diferentes ayuntamientos por los que discurría el Ferrocarril de Vía Estrecha entre Palanquinos y Medina de Rioseco para estudiar la posibilidad de dar a dicho recorrido una utilidad conjunta relacionada con manifestaciones deportivas, medio ambiente y turismo rural, entre otros apartados.
Martínez Majo adelantaba algunas líneas a llevar cabo en el futuro, aprovechando el patrimonio conservado desde algunos ayuntamientos: “Hemos pensado que las diferentes casillas de la antigua vía y otras dependencias que se conservan se puedan utilizar para promocionar el turismo rural mediante la pernoctación en las mismas por parte de un sector turístico que viene creciendo en los últimos años”.
El alcalde opina que desde los ayuntamientos del antiguo recorrido de Feve se debería apoyar esta actividad de la que se encargaría de canalizar una empresa especializada directamente, a la vez que se podría poner en marcha una nueva etapa para recuperar los edificios de diferentes estaciones que se encuentran en avanzado estado de deterioro y evitar de esta forma su desaparición total.
Esta iniciativa ha sido valorada recientemente por parte de directivos de la Asociación Leonesa de Amigos del Ferrocarril (Alaf) como muy positiva, a la vez que opinaban que desde Feve se debe apoyar directamente la puesta en marcha de cualquier programación que pueda significar la recuperación y puesta en valor de lo que todavía queda de la desaparecida ruta ferroviaria.


La primera marcha por el antiguo trazado se celebró en marzo de 1994

Pery Lechuga / Valencia
Con la iniciativa municipal de impulsar de nuevo el antiguo trazado de Feve desde los ayuntamientos se retoma el interés mostrado el año 1994 desde el Consistorio coyantino, presidido por Alberto Pérez Ruiz, para adecuar el recorrido y llevar a cabo actividades tras la compra y acondicionamiento inicial de la Vía Verde e inauguración del trayecto entre la antigua estación de Valencia de Don Juan y la urbanización Valjunco, el día 26 de marzo.
Sin duda, el evento más destacado celebrado en buena parte del recorrido del antiguo ‘Tren burra’ tuvo lugar el día uno de abril de 1995 y consistió en una marcha ciclista con salida de la ciudad coyantina y llegada a Medina de Rioseco en la que participaron centenares de ciclistas de varias provincias.
El negativo resultado económico de esta primera travesía en bicicleta, que fue respondida un año después en sentido inverso, motivó que la siguiente marcha se organizase, ya como alcalde Juan Martínez Majo, desde Valencia de Don Juan hasta Villanueva del Campo.
En años siguientes, fue disminuyendo el recorrido por la Vía Verde hasta Valderas primero y Castrofuerte después y en los últimos años únicamente se cubren algunos kilómetros por parte de caminantes y ciclistas, aunque el trayecto Valencia de Don Juan-Castrofuerte ha sido objeto de importantes mejoras desde el Gobierno central.
Hoy existen varios tramos irrecuperables del trazado debido a la compra de terrenos por ayuntamientos y particulares para darle uso agrícola o residencial.

1 comentario:

Daniel dijo...

Hola,
Desde luego que la iniciativa data ya de mediados de los 90, aún seguimos utilizando para la bicileta aquellos triángulos que servían para meter cosas, o la gorra verde. Una interesante iniciativa que como bien dices se abandonó en pueblos. Proyecto que se ha tirado abajo, de modo literal en Valderas con la demolición de la Estación en favor de un polígono Industrial.
Esperemos que lo poco que nos queda a todos los pueblos del Tren Burra lo pongamos en valor, ya que hasta el propio trazado del tren ha desaparecido.