domingo, 10 de agosto de 2008

El ejemplo de Astorga

I
Debería sonrojar al resto de responsables municipales leoneses que optan por la destrucción de su patrimonio arqueológico el tener un ejemplo tan cercano como Astorga que constituye todo un ejemplo a nivel nacional.
I
En Astorga también hay constructores e intereses económicos, como en todas partes, pero han dado con la receta para combinar la protección de su magnífico legado patrimonial con las necesidades urbanísticas de nuestro tiempo.
I
Ya hace muchos años que lograron convencer a los constructores de que el subsuelo de Astorga no les pertenecía, sino que era algo de utilidad pública: para el estudio de los arqueólogos y para el disfrute de los ciudadanos.
I
Hoy por hoy la defensa del patrimonio arqueológico astorgano está consolidada en la mente de todos y no sólo no es un problema, sino que hay empresarios que están comenzando a aprovechar esta concienciación ciudadana como motivo promocional y publicitario para sus negocios. Basta con ver lo que recoge la fotografía, la reciente apertura del supermercado Alimerka, cuyo suelo de cristal permite comprar hoy sobre una calle romana de Asturica Augusta. Copiemos las buenas ideas.