jueves, 18 de septiembre de 2008

Personajes coyantinos (1)


La gitana Tránsito

Me ha encantado la imagen y el comentario que Mauricio Peña y Fulgencio Fernández han publicado esta semana en la sección "Una imagen y 242 palabras" del periódico La Crónica de León.

Su texto dice así:

Mirada gitana para una goyesca

Las plazas de toros son un mundo. La de Valencia de Don Juan es más de uno, es el propio del coso taurino y el añadido de la señora Tránsito, la mujer que la habita, que la cuida, que vive en ella, que está en su casa, con vistas a la arena.
Gitana ella, como gitano es su hijo, el recordado Manolo ‘El Cordobés de Las Ventas’ (no de la plaza madrileña, del barrio leonés). Taurina ella, como taurino es ‘El Cordobés’, no hace falta más que ver la fotografía y saber que en la plaza tienen su hogar.
La señora Tránsito y su hijo Manuel llegaron a Valencia de Don Juan y vivían como podían, en una caseta cerca del río, con más humedad que comodidades. Por aquellos tiempos la familia propietaria de la plaza coyantina, los Martínez Zárate, se la cedieron al Ayuntamiento y alguien tuvo la feliz idea de ofrecérsela a la señora Tránsito y su hijo ‘El Cordobés de las Ventas’ a cambio de que la cuidara. Eso se llama arreglar y arreglarse, pues las manos de esta mujer, manos hábiles que hacen cestos con gran ingenio, siempre le dan un toque femenino y diferente a la plaza.
Manos de gitana hábil y detalles de madre cuidadosa para una plaza, para aquel rincón que hace unos días se vistió de goyesca y ella colocó en su ventana sus flores y amuletos.
Y su discreta mirada de gitana sabia.