miércoles, 30 de septiembre de 2009

Derribarán el viejo depósito de aguas


El Ayuntamiento de Valencia de Don Juan se gastará próximamente alrededor de 30.000 euros en el derribo del viejo depósito de aguas ubicado en la plaza Santa Marina.
Así lo acordaron esta mañana en pleno extraordinario los 11 ediles que conforman la Corporación coyantina, por tanto con unanimidad tanto por parte del Equipo de Gobierno (PP) como por la Oposición (PSOE).
Esta obra se enmarca dentro de la reordenación de la plaza de Santa Marina, cuya intervención fue objeto de la mencionada sesión plenaria.

Obra de ingeniería de 1944
El depósito de aguas que actualmente ocupa la parte central de la plaza mencionada se inauguró el 13 de enero de 1944 y fue encargado por la entonces corporación franquista. El autor del proyecto fue el ingeniero gijonés Guillermo Cuesta Sirgo.
Se trata de una obra funcional de carácter racionalista, formada por un cuerpo inferior de ladrillo y un alzado de hormigón armado.
El actual concejal de Urbanismo y Patrimonio, Mariano Fernández, dice contar con dos informes que aconsejan el derribo de esta construcción por daños en la estructura.

Arqueología
Por nuestra parte, finalizado el Pleno, hicimos saber tanto al portavoz del PSOE como al alcalde coyantino, Juan Martínez Majo, que bajo el pavimento actual de la plaza se conserva la cimentación de la que fuera Iglesia de Santa Marina.
Dicho templo, construido a finales del siglo XVI, era una joya de la arquitectura mudéjar, tanto por su espectacular torre -dinamitada en 1926- como por su artesonado, yeserías y sepulcros.
En este sentido, cabe destacar que ya en su derribo en los años veinte se constataron enterramientos "momificados" que se trasladaron al cementerio.
Por ello, es segura la aparición de más restos si se acometen obras que afecten al subsuelo de la plaza, y por ello será necesario un seguimiento arqueológico. Esperamos que así sea.

Más propuestas
También queremos anotar aquí hoy, dos propuestas que hacemos de cara a la obra que se va a realizar.
No entendemos que deba derribarse el depósito de agua salvo que los informes apuntados sean tan tajantes que adviertan del peligro de derrumbe inminente.
Creemos que se trata de una obra singular para su tiempo, la posguerra, con enormes restricciones de cemento para las construcciones públicas y privadas.
Además, es un icono local que ha servido durante siete décadas para abastecer de agua a la población.
Por ello, proponemos ahorrar esos 30.000 euros que costará tirarlo y convertirlo en un edificio polivalente, que termine en un mirador de la ciudad en su parte elevada. El resto bien podría dedicarse a, proponemos, archivo municipal, ya que el actual no reúne las condiciones adecuadas para conservar los documentos. También allí podría recalar el archivo parroquial, con documentos de indudable valor.
Por último, el Ayuntamiento ha anunciado que construirá una réplica a escala del depósito. Nos parece absurdo derribar algo y luego tratar de recordarlo con una copia. Sí creemos que una buena idea sería encargar una maqueta en bronce de la maravillosa iglesia de Santa Marina, para con ella recordarla y mostrar que allí existió esa joya arquitectónica.
¿Qué opinan ustedes?

4 comentarios:

jmá dijo...

En el barrio es nuestra seña de identidad... No entiendo el porqué del derribo, menos la unanimidad, comparto las propuestas alternativas que planteas.

Ana Isabel dijo...

Pues parece una buena idea Javier, reciclarlo en otro uso.... no está mal. Suerte con la propuesta. A mi me gusta.
Un abrazo,
Ana

manuel dijo...

Bueno me parece que esta corpoiracion no quiere pasar sin dejar huella del tipo que sea con tal de hacerse notar, ( por sus obras) lo malo es lo de la oposicion ....
Javi esas alternativas me parecen un acierto

Anónimo dijo...

no soy de Valencia de D.Juan pero si la he visitado en varias ocasiones, me ha enojado mucho la falta de sensibilidad de esos "ediles" denotan una ignorancia supina y una sensibilidad cero.
Estoy totalmente de acuerdo en lo que planteas, ojalá se pueda evitar, debería salir todo Valencia a la calle y poner a esos ignorantes en verguenza.
No valoran nada y encima se gastan 30.000€ en el derribo, es el colmo
por favor luchad, luchad